¿Weider o metcon?

Ya sabemos que para ponerse en forma necesitamos un buen plan. A la hora de elaborarlo nos encontramos con la primera pregunta ¿Series y repeticiones o crossfit?, dicho de otra manera ¿musculación o hitt?, o ¿peso libre o funcional?, ¿músculos o fullbody?, ¿pesas y cardio o todo junto? Pillas por donde voy, ¿no?

En pleno apogeo de Crossfit o del fitboxing parece que no haya dudas, pero tras unos añitos entrenando, he visto pasar del no pain no gain al wellness, del wellness a la alta intensidad con el go train hard o go home, y ahora se empiezan a rescatar algunas máquinas concretas y soplan vientos de anti-ageing training, en otras palabras, ya son muchos los entrenadores y médicos que empiezan a decir que no es recomendable ir al 100% en cada sesión. No tardaremos en ver de nuevo entrenamientos más analíticos, más concentrados.

Empecemos por el principio, con una breve explicación de ambas disciplinas:

WEIDER: Tabla de ejercicios que se divide por grupos musculares y en la que se trabajan a través de series y repeticiones de ejercicios aislados. Por ejemplo, la típica de los lunes me toca pecho y bicesps, tres ejercicios de cada y cuatro series de 10 repeticiones por ejercicio. 

METCON: Abreviatura de metabolic conditioning, en esencia son sesiones en las que se trabaja de manera más general, buscando ejercicios que involucren la mayor parte posible de la musculatura, con ejercicios de amplios movimientos del tipo burpees, alterofilia, y un sin fin de combinaciones. En estas sesiones se intenta que los descansos sean muy cortos o inexistentes para llevar las pulsaciones muy elevadas durante toda la sesión. Vamos, crossfit, fitboxing, funcional, hiit… etc. 

Estos últimos están en plena moda, tanto que hoy hablar de máquinas, series y repeticioes esta obsoleto. Ya no se ve en los medios especializados ni un solo reportaje de los que antes llenaban páginas y páginas del tipo, “los tres mejores ejercicios para pectoral”. Ahora bien, las ventajas del weider no han desaparecido, siguen ahí, y aunque los medios no hablen de ello, no solo sigue siendo la fórmula más usada en los gimnasios, sino que además los grandes atletas siguen recurriendo a las series para mejorar sus marcas, sí, incluso los que compiten en crossfit

Aquí vamos a comparar los entrenamientos desde una distancia equidistante, ya que ambos tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Para decantarte por uno u otro, echa un vistazo a estas condicionantes. 

 TIEMPO

La gran ventaja de las sesiones metcon radica en que necesitas menos tiempo al hacer un todo en uno, trabajo de fuerza o resistencia en un momento. Es más concentrado. 

Por contra el entrenamiento por series es más lento, ya que al hacer una serie, y tener que hacer de nuevo la misma, con los mismos grupos musculares nos obliga a hacer una pausa larga entre ambas series, de entre uno o dos minutos según los tamaños de los músculos para que se recuperen y volver darlo todo en la siguiente serie.  

Teniendo en cuenta que se hacen unas 24 series por sesión ya estamos hablando de aproximadamente 30 minutos solo de descansos.

Así que para una puesta en forma general, el metcon es más rápido y por tanto más práctico. 

OBJETIVOS

El entrenamiento weider suele tener siempre la misma secuencia dentro de la temporada, que se compone de una primera fase de hipertrofia para el crecimiento muscular, que suele durar los meses de frio, y luego una segunda fase más centrada en la definición, donde, sin descuidar el músculo ganado, se controla más la dieta y se suele aumentar el cardio para eliminar grasa y sacar a relucir la musculatura ganada. 

Por contra en el entrenamiento metabólico la línea es más plana, no hay fases tan definidas, en cada entrenamiento se intenta mejorar un poco todo el físico.

Por eso, para las personas que no sean partidarias de aumentar su masa muscular, sería mejor atender a un entrenamiento más plano, no tan centrado en la hipertrofia. 

Aunque también es verdad que la gran mayoría de las personas, cuando entran en un gimnasio por primera vez lo hacen con una musculatura ligeramente atrofiada por desuso, así que suele venir muy bien trabajar la musculatura de manera aislada, no solo es más llevadero sino que ayuda a aprender los movimientos y los músculos de una manera más analítica. 

CONDICIÓN

De entrada poner un entrenamiento a base de buspees y dominadas a alguien que empieza, parece una locura. Si bien es verdad que dentro de las sesiones metabólicas hay diferentes grados de intensidad, su esencia es trabajar con una intensidad muy alta, algo que la mayoría de los principiantes no disfrutaría. Por contra, el weider es más relajado en ese sentido, sesiones un poco más largas donde con coger un kilo menos o bajar una placa en la máquina vamos a reducir la intensidad rápidamente.

LUGAR

Si vas a entrenar en casa, la musculación se vuelve algo complicada, es difícil contar en casa con toda la maquinaria y los pesos deseados para hacerlo. 

No es que no se puedan trabajar todos los músculos con poco material, se puede, pero claro, la variedad de ejercicios es mucho menor, por eso para empezar bien, pero cuando avanzamos un poco, sí se echa de menos un buen press de banca o unas extensiones de piernas, por ejemplo. 

VEREDICTO

WEIDER 

PROS: Personalización. Más efectivo para el crecimiento muscular.

CONTRAS: Da más hambre. Requiere más tiempo. Requiere más maquinaria.

METCON

PROS: Tiempo reducido. Mejoras generales y progresivas.

CONTRAS: Cuesta arrancar a alta intensidad, limitaciones en mejoras tanto musculares como cardiovasculares. 

Como siempre, lo dificil de elegir es desechar, y yo no pienso hacerlo. Creo que cada modalidad tiene su momento y su utilidad y yo uso ambas a partes iguales con mis clientes, solo depende del momento en el que estén, del tiempo del que dispongan y del lugar donde entrenen. Sí reconozco que últimamente, a título personal, estoy usando más las Metcon por varios motivos, no quiero más músculo y me gusta salir  con la sensación de haberlo dado todo, de haber movido cada músculo y de haber ido a un ritmo elevado de pulsaciones. Al final no hay tantas diferencias entre ambas, digamos que se puede llegar al mismo sitio por ambos caminos.

Si eres de los que prefieren empezar con un plan bien hecho, de manera profesional, divertido y apto para todos los niveles, te recomiendo mi Reto, échale un vistazo aquí:

Escríbeme y lo hablamos.

Feliz día!

Juan Rallo