ENTRENAMIENTO DE INTENSIDAD PARA RESISTENCIA

“Salgo a correr” kilómetros y más kilómetros sin un plan concreto. Correr al estilo Forrest, “parece que huyo de algo”. ¿Alguna vez te has sentido así?, yo sí. Muchas veces nos obcecamos en acumular kilómetros semanales, cuando la mejora no está ahí. La mejora está en el entrenamiento de calidad, capaz de mejorar mucho invirtiendo poco tiempo, y ahí es donde entra el entrenamiento de alta intensidad para ganar resistencia.

Ojo, que si eres de los que corren por correr, sin crono, sin marcas, la propia carrera ya es un fin en sí misma y eso te hace sentir feliz, enhorabuena, disfruta. Pero si quieres mejorar tus tiempos, puede que estés haciendo algo mal.

ENTRENAR MÁS NO ES SINÓNIMO DE MEJOR

Uno de los errores más comunes entre los fondistas aficionados, es que no incluyen en sus planes de entrenamiento sesiones de alta intensidad. Seguramente piensan que para conseguir una buena marca en deportes de resistencia han de «echar horas» simulando las situaciones de carrera. Correr, nadar o pedalear bajo los mismos ritmos que en la carrera, hacer tiradas largas que les aporten el fondo para competir en esas condiciones. Pero entrenar bien, es mucho más que eso.

Si este es tu caso, antes de seguir devorando kilómetros, para y planifica. Echa un vistazo a este post con los principios fundamentales del entrenamiento, entonces te darás cuenta que la falta de entrenamiento de fuerza, así como la ausencia de frecuencias cardiacas cercanas al máximo, son las carencias que están lastrando tu mejora.

VO2

Que tu cuerpo aguante más o menos, vaya más rápido o más lento en las carreras, depende de muchas variables, pero hay una de la que sin duda has oído hablar mucho, el VO2 máximo, que es algo tan simple como la capacidad máxima que tiene tu cuerpo para ingresar, y consumir oxígeno.

Lógicamente a mayor VO2, mayor oxigenación de tus músculos, y mayor capacidad para aguantar ritmos altos en deportes de larga duración.

Los entrenamientos de alta intensidad, aquellos en los que se fuerzan las capacidades cardiovasculares en poco tiempo a intensidades muy  altas, ayudan a mejorar el VO2, a través de la mejora de la perfusión pulmonar, del fortalecimiento del corazón y del sistema circulatorio en general.

EQUILIBRIO MUSCULAR

Sí, podríamos estar hablando de series, incluir series en tus entrenamientos es una excelente ventaja competitiva. ¿Pero qué te parecería si en esas series involucras otros grupos musculares además de las piernas?, mejor ¿no?, más que nada porque te ayuda a equilibrar el trabajo tren superior/tren inferior, dejando atrás esa pesadez en las piernas que puede causar el exceso de kms.

Los entrenamientos funcionales de alta intensidad, con trabajo general de todos los grupos musculares y de corta duración mejoran notablemente tus capacidades físicas básicas, fondo, fuerza, potencia, coordinación.. y sobre todo te va a ahorrar mucho tiempo y muchas lesiones,  ya que reparten los esfuerzos en el total de tu musculatura, no solo en las piernas.

Además de los beneficios en los sistemas SAO (sistemas de aporte de oxígeno) también provoca beneficios importantes de en SAE (sistemas de aporte de energía), ya que una buena musculatura general es capaz de almacenar más cantidad de glucógeno, tan necesario para las carreras.

PRUEBA GRATIS AHORA

Ahora ya sabes que el entrenamiento de alta intensidad puede ayudarte, mucho más de lo que creías, en tus competiciones.

Si quieres probar una vídeo-sesión completa conmigo, sin necesidad de material, para que entrenemos juntos. Solo tienes que tocar en la foto y ponerte las zapatillas, venga que te espero:

Espero que la «disfrutes» tanto como yo 😉

Saludos!!!!

Juan Rallo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.