Descanso entre series. Fuerza, hipertrofia, funcional.

A la hora de planificar un entrenamiento, el descanso entre series es clave. En función de su duración, podemos diferenciar entre tres tipos de descanso entre series, el descanso largo, medio y corto. Y con cada uno de ellos tenemos un objetivo de rendimiento muy definido.

DESCANSO LARGO

En función del músculo trabajado, del estado de forma del deportista y del propio ejercicio, variará su longitud, pero estaríamos hablando de entre 90 y 180 segundos de descanso entre que terminas la serie y empiezas la siguiente. El objetivo con los descansos largos es doble, por un lado recuperar el sistema cardiovascular, bajando pulsaciones y reestableciendo la respiración normal, y por otro lado recuperar la musculatura en la medida de lo posible, recibiendo oxígeno,  resintetizando nutrientes y eliminando sustancias de deshecho de la serie anterior.

Así, con el descanso largo buscamos la recuperación total para que así, en la nueva serie, podamos hacer tanta fuerza como sea posible. Por eso el descanso largo encaja a la perfección con el entrenamiento de fuerza, y solo con el entrenamiento de fuerza.

DESCANSO MEDIO

Con el descanso medio buscamos la misma recuperación cardiovascular y respiratoria que con el largo, pero a cambio no queremos que el músculo llegue a descansar del todo. Con esto lo que buscamos es estresarlo trabajando sobre cansado, precisamente para someterlo un esfuerzo tal, que se vea obligado a adaptarse a ese esfuerzo creciendo. Así, el descanso intermedio es la fórmula ganadora para el entrenamiento de hipertrofia. Estamos hablando de entren 30 y 90 segundos en función de las variables antes mencionadas.

DESCANSO CORTO

El descanso corto se utiliza para sesiones de entrenamiento funcional, como por ejemplo circuitos, en las que el objetivo pasa por quemar la mayor cantidad de calorías y trabajar la mayor cantidad de músculos posible, y todo ello en el menor tiempo viable siempre dentro de la efectividad. Así, el descanso entre series dura lo mínimo como para coger un poco de aire, recuperar ligeramente el pulso y poder afrontar la siguiente serie de otro ejercicio diferente para la musculatura tampoco se colapse. Este descanso breve tiene un misión concreta, la supervivencia, no tanto del deportista como de la sesión, en la que vamos a tratar de ir lo más altos de pulsaciones de principio a fin.

Lógicamente, en la variedad está la virtud, de manera que lo ideal es alternar los diferentes tiempos de descanso para perseguir objetivos diferentes en cada sesión y sobre todo para mantener un equilibrio en el plan general. Es exactamente lo que hacemos en el Reto Juan Rallo, la variedad es nuestra bandera, tanto que no tenemos dos sesiones iguales. Aunque en todas hay un denominador común, quemamos el mayor número de calorías en el menor tiempo posible. Puedes ver la información haciendo click en la foto:

Ahora te toca a ti poner en práctica lo aprendido.

Feliz día!

Juan Rallo