Fitness en casa. 5 claves para conseguir tus objetivos.

El fitness en casa es una alternativa cada vez más sólida frente al entrenamiento en el gimnasio. Sea cual sea tu objetivo, seas chico o chica, da igual, entrenar en casa es una opción muy efectiva. Tanto es así, que hace 12 años, cuando empecé con el entrenamiento on line, solo el 20% de mis clientes elegía la opción casa, hoy en día, ya son la mayoría.

En entrenamiento en casa tiene muchas ventajas, las más claras son el ahorro de tiempo y dinero. Pero hay otras muchas, como no compartir vestuarios, regularte tú tu propia temperatura, poner la música que te de la gana y no tener que hacer colas para hacer ciertos ejercicios.

A cambio, practicar fitness en casa, tiene dos desventajas muy definidas, la primera la ausencia de máquinas, y la segunda el peligro del «luego lo hago». Pero con estas 5 claves vas superar ambos obstáculos sin despeinarte.

APROVECHA LA PRIMERA OCASIÓN PARA ENTRENAR

Debes ser implacable en eso. Si tienes un hueco de media hora y ves que puedes meter el entrenamiento, es tu momento. No vale aquello de «luego lo hago», porque si no lo haces ahora, mucho menos luego (y lo sabes).

Para no caer en la «procastinación» puedes usar de estas dos estrategias. La primera y la mejor es la de bloquearte un tiempo al día para hacerlo. Así no encontrarás excusas, es tu momento de entrenar y de ninguna otra cosa. La segunda es más de motivación. Aunque tengas 0 ganas de entrenar, ponte las zapatillas y la ropa de deporte sin pensar en lo que viene después. Así tu cuerpo entrará en modo ON sin necesidad de esfuerzo mental alguno.

CON O SIN MATERIAL

En entrenamiento en casa está más que trabajado, tanto en vídeos, como en material. En ese último sentido, hay instrumentos de sobra en el mercado para la práctica el fitness doméstico, pero también se puede entrenar sin material.

La conveniencia de hacernos con ese material, o no, dependerá de cuál de estos dos tipos de entrenamiento hagamos en casa:

El accidental. Se da cuando no has podido acudir un día al gimnasio y no quieres quedarte sin tu sesión. Puedes hacer una sesión sin material sin problemas, aquí mismo tengo alguna sesión de funcional sin material en abierto.

El permanente. Si vas a entrenar en casa de manera prolongada, sí que vas a necesitar un pequeño set de material, más que nada para no hacer siempre los mismos ejercicios, lo que dejaría tu entrenamiento cojo y desequilibrado entre los ejercicios de empujar y estirar. Aquí puedes ver mi vídeo con la descripción del material mínimo para entrenar en casa de manera aquilibrada.

NO IMPROVISES

Necesitas un plan. Sean cuales sean tus objetivos, necesitas un plan, especialmente cuando entrenas en casa. No solo porque trabajar con un plan sea la línea recta del fitness, sino que además, si lo haces en casa, los ejercicios no son tan intuitivos e «improvisables» como en el gimnasio. Nada peor que haber encontrado el momento, haberte puesto la ropa de deporte y preguntarte ¿y ahora qué?.

No será porque no sea fácil encontrar planes de entrenamientos en la red. Pero ojo, no todo lo ves es bueno, no te vayas a poner a hacer el challenge de las 1000 sentadillas. Si puedes contrata a un profesional contrastado, lo agradecerás.

MODO AVIÓN

Estás en tu casa, a diferencia del gimnasio, no hay un ambiente fitness que te empuje a entrenar. En casa seimrpe hay un sinfín de cosas por hacer, desde recoger la ropa tendida a redactar ese mail pendiente, infinitas. Por eso debes poner el modo avión, no solo en el móvil, también en tu cabeza. Ponte buena música, dale al play del vídeo de entrenamiento y no pienses en otra cosa que no sea en tu aquí y tu ahora, es la única manera de hacer las cosas al 100%.

INTENSIDAD ADECUADA

Es una de las primeras cosas que digo a mis clientes, «disfruta de la sesión y no lo pases mal, no nos interesa». No eres un deportista de élite que tenga que batir un record. Sí, la alta intensidad está muy de moda, pero dentro de ella hay diferentes niveles, se puede disfrutar del esfuerzo y eso provocará satisfacción por un lado, y ganas de repetir por otro. Pero un exceso de intensidad provocará sensación de falta de forma y ningunas ganas de repetir.

Si más allá de unos consejos para entrenar bien en casa, quieres un plan, divertido, efectivo y que te va a llevar a la mejor forma de tu vida en 12 semanas es el momento de enfrentarte al Reto. Lo podrás hacer en casa y/o en el gimnasio, toca en la foto para ver la descripción:

Feliz entrenamiento en casa!

Juan Rallo