¿Cuánto vale tu cuerpo?

Hoy me he sorprendido haciéndome esta pregunta, ¿cuánto vale un cuerpo?. Sí sí, hablo de dinero, del vil metal. No una vida, sino un cuerpo. Estamos de acuerdo en que hay cosas que no se pueden tasar, pero sigue leyendo que el tema tiene su aquel.

Por supuesto he buscado en google y ante una pregunta con tan poco rigor científico, las respuestas son de lo más variado. La que me parece más sensata, lo valora en algo más de un millón de dólares, sumando lo que valen las diferentes partes de nuestro cuerpo, en caso de transplante o similar. Vamos, lo que sería una venta por piezas.

Esta pregunta hecha así, no tiene ninguna aplicación más allá de la curiosidad.  Pero donde queremos llegar es a saber cuánto rendimiento económico tiene un entrenamiento, o cuánto vale la salud, o cuál es la diferencia de valor entre una cuerpo saludable y uno insano.

¿Cien mil, un millón, diez millones? Si se pudiera, algunas personas pagarían dinerales por determinados cuerpos, al final es el lugar en la que vas a vivir toda la vida y es el aspecto que más directamente determina tu calidad de vida, más que tu casa, que el dinero o que el amor… Así que el precio barato no sería. Pero claro, nos es dado gratis..  así que no le damos valor que se merece.

Pero metámonos en cifras, tan indiscutibles como poco rigurosas.

Unos números rápidos

Como no vamos a vendernos por piezas, vamos a darte a nuestro cuerpo el valor de una casa, tampoco es una exageración, 200.000€ por ejemplo. Hay casas de diferentes precios, igual que hay cuerpos mejor cuidados y peor cuidados. Así, vamos a poner una diferencia de valor de 100.000€ en vivir en un cuerpo mejor que otro, la salud bien vale esa diferencia, y además es para toda la vida.

Si la vida media de cada español está en los 83 años, a los que le vamos a restar los 18 primeros, nos quedamos en 65 años en los que podremos hacer ejercicio, a una u otra intensidad, pero ejercicio al fin y al cabo. Pongamos que cada semana hacemos 4 sesiones de 30 minutos, estamos sacando 104 horas de entrenamiento al año, no está mal, pero redondeamos a 100 para facilitar cuentas.

Si necesitamos 100 horas de movimiento al año para estar bien y vamos a entrenar 65 años, computamos un total de 6500 horas de deporte durante toda la vida.

Por lo tanto, si valoramos la diferencia de vivir en un cuerpo saludable en 100.000€, y eso lo dividimos entre las 6.500 horas de fitness en una vida, nos sale un retorno de 15, 38€ por hora de entrenamiento, lo que equivaldría a que nos pagasen de casi 125€ en calidad de vida al mes y claro, de ahí para arriba.

Dicho de otra manera, además de la satisfacción del deber cumplido, puedes felicitarte, mientras secas tu sudor, por haber revalorizado tu cuerpo, como si te hubieran pagado por entrenar al fin y al cabo.

Pero claro, por suerte la salud no se compra, así que disfrutemos de los entrenamientos, e invirtamos esfuerzo en ellos que nos traerán grandes beneficios. Y si no tienes un plan adecuado para hacerlo, echa un vistazo al mío. Con el Reto Juan Rallo vas a conseguir un cuerpo fit en 12 semanas, de manera fácil y divertida. Y lo que es más importante, vas a sentar las bases para vivir permanentemente en buena armonía con tu cuerpo. Para ver más toca la foto:

Feliz día!

Juan Rallo