Me aburro en el gimnasio (5 claves, no tan obvias, para evitarlo)

Aburrirse en el gimnasio es lo peor que le puede pasar a cualquiera que pretenda ponerse en forma.

No hay nada más disuasorio que saber que tienes que ir a un sitio, en el que encima vas a estar una hora haciendo algo que te aburre.

Pero es que además, aburrirse en el gym en una pista evidente de que no se están haciendo bien las cosas, que los resultados se van a hacer esperar.

Aquí van 5 consejos, no tan obvios, para que estés deseando cada día que llegue la hora de entrenar.

1- MÚSICA

Lo obvio: Llevar música, podcast, audiolibros o similar.

Lo no tan obvio: Mantén un protocolo de carga, de manera que siempre tengas cargado el móvil y los auriculares a la hora D. Por ejemplo, si vas al gimnasio por la tarde, cada día, automáticamente, justo antes de sentarte en la mesa para comer, por los gadgets a cargar. Así nunca te fallará ese bien tan preciado, el power.

Dedica tiempos muertos a buscar contenidos de calidad que enriquezcan tu momento gimnasio. Como dice el siguiente consejo, tampoco improvises en esto.

2- NUNCA IMPROVISES

Nunca te plantes en la sala de pesas sin saber lo que vas a hacer, es aburridísimo y además siempre se acaba haciendo lo mismo. Es un error muy frecuente entre los que ya saben entrenar.

Pasa mucho, al ser un error poco llamativo, es fácil caer en él. Ese típico buff, de cuando llegas a la sala de pesas y no tienes ni idea de lo que vas a hacer, ni cómo ni porqué, es un claro síntoma de que padeces de improvisación. Así, no solo no vas divertirte, sino que además, sin un plan claro, los resultados van a tardar mucho más en llegar.

3- ¿MEJOR ACOMPAÑADO?

Lo obvio: Ve con un amigo, así os animáis y divertís mutuamente.

Lo no tan obvio: Conoce a la gente de tu gimnasio, ve variado las horas de asistencia hasta encontrar una franja en la que te sientas cómodo con tus compañeros de gimnasio. Hacer amistades nuevas allí, es un gran aliciente para divertirse y desear acudir.

Llévate los auriculares igualmente, porque comentar la jugada con los colegas del gimnasio está bien, pero a la hora de la verdad, del entrenamiento, hay que estar a lo que hay que estar.

4- NO VAYAS AL GIMNASIO

Entrenar en casa o al aire libre es una alternativa cada vez más popular, gracias a internet, cada vez más gente se ahorra se tiempo.

Con un buen plan de entrenamiento, intenso y corto, entrenando en casa habrás terminado en menos tiempo de lo que te cuesta el trayecto de ida y vuelta del gym.

5- VARÍA LOS ENTRENAMIENTOS

Lo obvio: Cambia de ejercicios y de planes para no aburrirte.

Lo no tan obvio: Esto no va de cambiar planes por cambiar, ¿para qué cambiar un plan si es el que necesitas? Lo que tendrás que hacer es ponerle el aliciente necesario.

Para ello, saca al matemático que llevas dentro. Apunta resultados, pesos, repeticiones, lo que sea, pero desafíate constantemente. Sácalo también para ampliar al máximo el número de combinaciones posibles, ampliando tu cartera de ejercicios, prueba nuevos, descubre cuáles te gustan y cuáles no. Rétate.

MI SOLUCIÓN:

Si te aburres en el gimnasio tengo la solución que va a cambiar totalmente tu percepción hacia el entrenamiento. Con el Reto Juan Rallo, conseguirás la mejor forma de tu vida en 12 semanas. Entrenamientos cortos, todos absolutamente diferentes, de manera que estarás esperando que llegue la hora del entrenamiento para ver qué te hemos preparado para hoy. Echa un vistazo al resto de la info tocando esta foto. Ah, puedes hacerlo en casa y en el gimnasio, incluso alternarlos:


Felíz día!

Juan Rallo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *