3 claves para que tus propósitos fitness de año nuevo sí se cumplan

Si eres de los que año tras año reciclas tu lista de propósitos de fitness, adelgazar, o de lo que sea, por falta de cumplimiento, te vendrá muy bien anotarte estos puntos porque cada uno de ellos lleva una gran verdad, que por obvia se nos olvida, y que conviene refrescar antes de empezar nuestra nueva vida fit 2020.

1-DIVIDE Y VENCERÁS

Cuenta la leyenda que un hombre se comió un elefante, ¿cómo? detrás de un bocado el otro. Ves por donde voy, ¿no?. También cuentan que un hombre se comió una bicicleta, pero eso me parece más indigesto incluso de leer.

Lo primero, ponerse en forma es una lucha contra uno mismo y contra nadie más. Así, el enemigo está en nuestra cabeza y tiene un tamaño tan grande como nosotros le queramos dar. Si al empezar un reto físico nos centramos solo en la cantidad de horas de esfuerzo que tenemos por delante, nos va a poseer una pereza del tamaño de un diplodocus.

Por el contrario, si nos centramos en el trabajo del día y solo en el momento del día que corresponde hacerlo,  el tamaño de la pereza se reduce a un pequeño impulso, un alehop diario.

En realidad, si lo piensas, tiene todo el sentido ¿cómo te va a dar pereza algo que hoy no puedes hacer? Así, olvídate de mañana, de la próxima semana y el mes que viene y céntrate en el momento de aaaaarriba!.

A mí me gusta mucho la psicología de ese momento, el único que cuenta, el de la verdad. Me gusta verlo como un pequeño empujón de amor propio, solo hay que cruzar esa pequeña frontera de éxito cuando toque y lo demás sale solo. Si lo haces, en un par de semanas, cuando hayas interiorizado lo sencillo que es, ni dinosaurios, ni elefantes, ni nada te podrá parar.

2-LA PASIÓN ES ESENCIAL

Las personas que tienen éxito en su vida tienen un denominador común, la pasión. Y cuando digo pasión, no me refiero exclusivamente a sus trabajos, sino a todo aquello que tocan. En la mayoría de ellos ves que aunque se hubieran dedicado a otras disciplinas profesionales, deportivas, etc, igual hubieran triunfado, precisamente por su pasión.

Lo mismo pasa en el fitness, no me imagino una persona que entrene en el gimnasio como el mejor, pero que el resto de su día viva ajeno a su cuerpo, despreocupado de su salud y en modo perezoso. Si quieres triunfar en el gimnasio debes ser una persona activa, y no hay mayor elemento de activación que a pasión. Apasiónate por tu cuerpo y por tu salud y verás cómo van llegando los resultados.

3- EL PODER DEL «YES WE CAN»

La entrevista inicial que suelo tener con los clientes de entrenamiento personal es un momento mágico. Yo sé que es la sesión más importante de todas, incluso a pesar de que el cliente ni lleve zapatillas, ropa deportiva, y que ni de un solo paso.

En esta sesión ellos se empeñan en mostrarme lo que no les gusta de su cuerpo o de sus hábitos, mientras yo me centro en restarles importancia, hacerles sentir que es un problema cotidiano sin especial relevancia, que pueden con ello y que además va a ser fácil.

Nadie quiere enfrentarse con un enemigo más fuerte que ellos, sin embargo, a todos nos gusta ganar batallas, por eso los predispongo favorablemente, para hacerles más fuertes y debilitar a sus retos.

Siendo ellos los mismos que una hora antes de hablar conmigo, siendo también los problemas los mismos, tras una charla sienten que pueden con ellos, y lo bueno es que es verdad, solo hay que saber enfocarlo positivamente. Me gustaría que tú también pudieras entender e interiorizar esa victoria de antemano, una vez conseguido, los resultados llegan seguro.

Y si además de esta receta para el éxito, necesitas un buen plan, aquí tienes el mío, el Reto de Juan Rallo, un programa que ayuda a mantener la motivación arriba porque cada sesión es diferente, y todas divertidas. No necesitarás disciplina para seguirlo al revés, no querrás que se acabe:

Feliz día!

Juan Rallo